lunes, septiembre 21, 2009

LISTED: En mi maleta tengo...

Yo tengo dos sueños sin cumplir, y mi blackberry siempre a la mano. Tengo tres lunares en el abdomen y unas ganas terribles de comerme las uñas. Tengo demasiados libros que me contaron historias y sólo uno al que se las conté yo. Tengo ansias de futuros, nostalgia de pasados, y aceptación del presente.

Tengo un dibujo hecho a mano y ninguna foto para la posteridad. Tengo a Audrey Hepburn los martes en la tarde, y un club exclusivísimo al que pertenecer. Tengo esperanzas de ganarme la lotería y una contradictoria preferencia por merecerme las cosas. Tengo una obsesión absurda con las letras de las canciones, y una risa que regalo fácilmente. Tengo un talento para el histrionismo y sólo dos posiciones en las que me gusta leer.

Tengo una cicatriz en la mano izquierda, y un diábolo en una esquina de mi cuarto que alguna vez supe utilizar. Tengo UHU para corotos rotos, hilo para vestidos rotos y amigos para corazones rotos. Tengo un imán que atrae sucesos extraños y funciona sólo cuando estoy sola, por lo que también tengo una reputación de cuentera. Tengo casi sesenta CD's mixtos y el recuerdo del sabor exacto del aire la primera vez que vi la nieve.

Tengo un vocabulario amplio, y 173cm crecidos a punta de Toddys. Tengo tatuados en mi memoria los algoritmos necesarios para resolver un cubo de Rubik y todas las palabras de Margarita de Ruben Darío. Tengo miopía en los ojos e hipermetropía en el corazón. Rengo dos pies izquierdos para bailar. Tengo la capacidad de hablar por horas si me dan cuerda y tiempo para seguir contando.

Tengo un reencuentro hoy con las cosas que tengo, gracias a las cosas que ya he perdido. Tengo tranquilidad y falta de remordimiento. Tengo mis sentimientos de pertenencia debidamente repartidos entre país y personas, con lo que también puedo decir que tengo a quienes me tienen. Tengo miedo. Tengo independencia y libertades y vértigo. Tengo la adrenalina del futuro en blanco.

Y hoy, por primera vez desde hace una semana, tengo sueño.


¿Y tú, que me lees, qué tienes?